Sunday, September 15, 2013

Huida

Mi primera novia jamás logró salir del closet, así que para remediarlo, salió del país y no volvió jamás. Por suerte.



Monday, September 02, 2013

Aprisionada

"Y el signo de su estar crea el corazón de la noche.

Aprisionada: alguna vez se olvidaran las culpas, se emparentaran los vivos y los muertos.

Aprisionada: no has sabido prever que su final iría a ser la gruta a donde iban los malos en los cuentos para niños. 

Aprisionada: deja que se cante como se pueda y se quiera. Hasta que en la merecida noche se cierna la brusca desocultada. A exceso de sufrimiento exceso de noche y de silencio." 

- Alejandra Pizarnik

Wednesday, August 28, 2013

Nombro a tu cuerpo cuchara

Nombro a tu cuerpo cuchara
con la que voy a comer,
culiar, vivir y beber
cuanto la vida depara.
En todas partes, tu cara,
y si no es tuya la anulo.
Todo es tú sin disimulo,
y me conformo con esto.
Cambio y fuera con el resto
y que le den por el culo.

Autor: José de Jesús Martínez

Thursday, August 22, 2013

Deshabitada

Quisiera habitarme en otro lugar, otro ser. La otredad desde otro lado.

La que desde lejos porque no se habita más a sí misma.

Deshabitada de mí, abandonada al laberinto.

La incertidumbre me habita en el recuerdo; reaparece como guardián del futuro.

Padezco la gravedad de ser excesiva y sensible.

Monday, August 19, 2013

Queriendo en infinitivo

No podía seguir ahí, aunque quería estar contigo!

Para iniciar esta nota que no he de enviarte, es importante dejar claro que aunque pertenezcan a la segunda categoría gramatical de los verbos no finitos, "querer" y "poder", contigo siempre se me conjugan en imposible. 


Por más que quería estar contigo, no podía seguir ahí, frente al paredón de tu mirada, esposada a tu silencio. Hoy, tuve que huir en contra de mi voluntad, de mis ganas de estar contigo (primera del infinitivo) y así logré escapar (de forma no tan infinita) a la agonía que me produce tu silencio.


Generalmente las palabras anuncian, para mí en cambio, estos días me han enseñado a descifrar lo que anuncia el silencio; con sus filosos dientes de aire que se muestran en la vacuidad de tu mirada. Con sus garras estiradas que me alcanzan aunque esté a kilómetros de ti. Ese silencio que es como una noche sin luna.


Hoy quería, pero no pude y ahora la ausencia.


Tuesday, August 13, 2013

Todo lo no dicho

A veces el camino que nos unía parece separarnos por una inclemente y desafortunada suerte momentos reveladores. Entonces, pienso en aquello que se muestra - La revelación: nos muestra lo estaba velado, ya fuera por desconocimiento involuntario o negación premeditada.

Las sendas se bifurcan y corremos el riesgo de tomar rumbos distintos.

- ¿Acaso te puedes acostumbrar a mi ausencia?
- ¿Acaso, me estaré acostumbrando a la tuya?

 Creo que finalmente me estoy acostumbrando a tu silencio. Tu no decir y lo que significa. El silencio se hace largo. 

Todo lo no dicho.


El silencio borra las huellas del camino y dificulta mucho encontrar la ruta del retorno al espejo de tus ojos. 

Exilio - Alejandra Pizarnik

Esta manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando.

¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?

Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.
Y mi amor
sólo abraza a lo que fluye
como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.

Monday, May 27, 2013

Mala maña

La zona cómoda de tu silencio, me aleja cada vez más de ti; a la incómoda zona de tu ausencia se me está acostumbrando la piel. Es triste sentir que no me necesita tu boca, cuando la mía enloquece a falta de tus besos.
Esa mala costumbre que tiene tu voz de esconder las palabras. Esa mala costumbre que tiene tu mente de no asumir las cosas hasta cuando ya las ha perdido. Esta mala costumbre de extrañarte tanto que aun no me he querido curar...

Sin más que agregar, seguiré asimilando la idea de estar sin ti.